Isarco

El Coworking como solución a la flexibilización de oficinas

La Pandemia por cuenta del COVID-19 ha impactado amplios sectores de la economía y ámbitos de la cotidianidad. Esta disrupción ha dado lugar a cuestionamientos sobre la viabilidad en el largo plazo de algunos modelos de negocio y sobre el regreso a la normalidad de múltiples actividades. El sector de oficinas no es ajeno a estas interrogantes y con él, el modelo de espacios flexibles.
Según Cushman & Wakefield, “los beneficios demostrados por el home office harán que muchas compañías reevalúen la superficie que necesitan para operar. El proceso de transición hacia un nuevo ecosistema que incluya al hogar no será lineal ni inmediato. Cuanta mayor flexibilidad muestre el propietario, mejor se podrá adaptar a las necesidades de sus inquilinos y retenerlos.”
“Desde nuestra óptica, efectivamente los edificios de oficinas van a requerir una transformación profunda. Inicialmente desde su arquitectura y sistema constructivo, y luego con la incorporación de un programa de destino con identidad propia para poder resolver y satisfacer las necesidades y servicios de sus futuros ocupantes. Los desarrollos de oficinas clase A tendrán que contar con una serie de atributos que formarán parte del nuevo checklist de todo inquilino en busca de metros corporativos, y a este tema le estamos dedicando mucho análisis interno. Vemos que pasarán a ser ganadores los proyectos que estén en línea con las últimas tendencias tecnológicas, posean plantas súper flexibles a la demanda puntual del mercado, que a su vez sean las más eficientes, cómodas y abiertas, junto con espacios al aire libre donde el main character sea el bienestar y mejore la calidad de vida de sus ocupantes a través de retail spaces all-in-one.” Alan Mohadeb-Gerente Comercial-Consultatio S. A.
Tomando esta información podemos identificar los éxitos y los desafíos en este nuevo contexto. Nuestra conclusión es que ha cambiado el paradigma que define al lugar de trabajo.


El lugar de trabajo es ahora:
⦁ Una red de lugares físicos y virtuales que combina oficina, casa y otros.

⦁ Un ecosistema que proporciona flexibilidad para fomentar la cultura, la productividad y el bienestar.

Aprendizajes claves
⦁ Los empleados pueden ser productivos en cualquier lugar

El trabajo remoto está bien posicionado: antes y después del COVID-19, los empleados que trabajan de manera remota están igualmente comprometidos que aquellos que trabajaban en la oficina.
La colaboración está en su punto máximo: durante la pandemia, la colaboración productiva de los equipos ha alcanzado nuevos niveles de éxito mediante el uso de tecnología.
La concentración en el trabajo a nivel individual se mantiene alta: mientras trabajan desde casa, los empleados siguen mostrando capacidad de concentración cuando deben ser productivos en tareas individuales.
⦁ La flexibilidad y elección de poder trabajar desde cualquier lugar se acelera
Los empleados quieren flexibilidad: el 73 por ciento de los empleados cree que su empresa debe adoptar algún nivel de trabajo desde casa.
Las personas buscan una variedad de lugares para interactuar: permitir a las personas elegir dónde trabajar les permitirá hacer mejor su trabajo y crear mejores conexiones personales. Esto facilitará la construcción de la cultura corporativa.
Los empleados sienten más confianza: el 90 por ciento de los empleados sienten que se les tiene confianza para que trabajen de forma remota.

 

⦁ El nuevo estándar será un Ecosistema de Lugares de Trabajo
Habrá una variedad de ubicaciones: el lugar de trabajo será un ecosistema de distintas ubicaciones y experiencias para fomentar la cultura, la productividad y el bienestar.
La oficina sigue siendo importante: las oficinas seguirán evolucionando como lo vinieron haciendo hasta ahora en respuesta a las nuevas necesidades.
La oficina tiene un nuevo propósito: las oficinas son ahora destinos para fortalecer la conexión cultural, el aprendizaje, el vínculo con clientes y colegas, la creatividad y la innovación.
Cómo seguir
La flexibilidad y la elección de trabajar desde cualquier lugar se están acelerando y han llegado para quedarse.
El lugar de trabajo es ahora un ecosistema de distintas ubicaciones y experiencias, diseñado para fomentar la cultura, la productividad y el bienestar.
Al mirar hacia el futuro, hay importantes aprendizajes que extraer de la experiencia actual de trabajo desde casa y esto nos genera la oportunidad de re imaginar la forma en que trabajamos.
Los espacios flexibles tienen un margen de maniobra no despreciable en el corto plazo para adaptarse a las nuevas necesidades.
Las empresas se encuentran ante un crucial momento de decisión.
Adoptando un enfoque basado en evidencia se pueden desarrollar estrategias innovadoras combinando trabajo desde la oficina y trabajo remoto. Quienes puedan aprovechar los resultados obtenidos hasta ahora estarán mejor preparados para afrontar los desafíos futuros que nos esperan.
Una vez haya vacuna o baje radicalmente el riesgo de contagio, las oficinas no solo no morirán, sino que continuará su transformación y mantendrán su rol predominante.

El aparente éxito del home office y su inclusión en los esquemas de trabajo harán que el tiempo en la oficina tenga un mayor énfasis en tareas como coordinación, socialización, mentoring y monitoreo de objetivos, elementos que van de la mano con la oferta de valor de los espacios flexibles.
Además, la oferta de espacios flexibles resulta estratégica para la atracción y retención de talento. Los ambientes modernos y dinámicos, estilo “Starbucks” cada vez son más llamativos para la fuerza laboral, especialmente para los Millennials, que usualmente prefieren estos conceptos en lugar de los tradicionales cubículos y oficinas cerradas.
En JLL consideramos que estamos ante una transformación del rol de las oficinas, en la que el teletrabajo no es necesariamente una amenaza, sino un complemento que promoverá mayor flexibilidad. El modelo de espacios flexibles tiene el potencial para responder a los retos que esta transición implica. Además de la desaceleración en la oferta que ya venía evidenciándose, no descartamos una consolidación y depuración de los oferentes de espacios flexibles, dados los retos financieros que la coyuntura ha traído para las empresas en general.
En resumen, múltiples actores del mercado supieron beneficiarse durante la última década de la acelerada demanda de pequeñas y grandes empresas por una oferta de espacios corporativos flexibles. Muchos de estos beneficiarios no sobrevivirán la actual crisis. Sin embargo, el modelo de espacios flexibles será aún más atractivo en el mediano y largo plazo. Esto significa que serán otros quienes cosechen los beneficios de la siguiente ola de este flight-to-flex en el mercado de oficinas.

Ventajas del modelo de espacios flexibles:

Flexiblidad contractual:
Descentralización


Coworking en el mercado de oficinas
El modelo de Coworking evidencia una preferencia desde hace pocos años por los inmuebles con elevadas características como los edificios Clase A y A+, contando en general con categoría Leed, una gran infraestructura y altas especificaciones técnicas y de seguridad y con antigüedad promedio de cero a diez años, entre otras.
De acuerdo con el estudio realizado por Colliers International se encuentra que a diciembre de 2019 en Bogotá, Medellín y Barranquilla hay 66.701 m2 de oficinas tipo A+, 54.564 m2 de oficinas tipo A y 6.405 m2 de oficinas tipo B ocupadas por las marcas líderes, WeWork, Tinkko, Regus, Prime My office y Owlo.

 

Finalmente, se ha encontrado que de acuerdo con Google Trends en relación con las palabras “Trabajo Cooperativo” en Colombia, se puede evidenciar un crecimiento importante en los últimos 4 años (Ver gráfico 4), siendo el 2018 un año en donde se refleja un incremento a nivel nacional. De igual manera se pueden encontrar las ciudades en las cuales hay una alta frecuencia de búsquedas del modelo de Coworking, en primer lugar, se encuentra la ciudad de Medellín en donde sobresalen corredores como El Poblado y Laureles, en segundo lugar, está la ciudad de Bogotá con búsquedas en el corredor de Santa Bárbara.

Cómo se comportará el modelo de coworking en los próximos meses
Para responder a posibles escenarios futuros respecto al modelo de Coworking es necesario abordar los distintos fenómenos que presentan las empresas en relación con los espacios compartidos en la actualidad. En este caso, se analizarán cuatro fuerzas relacionadas entre ellas que muestran un poco más de la realidad


En primera instancia se plantea que las empresas actualmente están en búsqueda de generar una mayor liquidez y flujo de caja, más aún cuando debido a la pandemia los ingresos no son los mismos y existe un estancamiento en la economía, es allí cuando algunas empresas que actualmente pagan el arriendo de una oficina tradicional pueden estar optando por trasladar sus operaciones a un modelo flexible de oficina (Coworking) en donde no existe una cláusula de permanencia de al menos un año y pueden decidir cuánto espacio ocupar y cuanto pagar por ello. Estos modelos, para garantizar su éxito, deben mantener esta oferta de valor flexible y dar espacio para renegociaciones ante la emergencia que se vive, de lo contrario dichos modelos recibirán una respuesta negativa del mercado dando paso a cancelaciones de membresías.
En otro escenario se encuentra la bio seguridad y el modelo del Home Office; según los protocolos de seguridad que exige el gobierno, se debe tener un distanciamiento social de mínimo 2 metros, lo que obligaría a las empresas a ocupar más espacio o a tener a pocos funcionarios en sus oficinas.
No obstante, las modalidades de home office y teletrabajo juegan un factor importante en esta situación en donde es más relevante la seguridad de las personas; es probable que las compañías adopten estos modelos ya que estos pueden ser los mejores adaptados para el manejo de la emergencia.
Se puede inferir que la pandemia del Covid-19 si ha impactado en la industria debido a que las empresas no están utilizando las oficinas se encuentran cancelando o renegociando contratos con sus oficinas tradicionales y/o las marcas de Coworking en el país.
Los modelos mejor preparados son los enfocados en empresas grandes, beneficiados posiblemente por aquellas empresas que se encuentren reduciendo sus áreas de oficina tradicional. Aquellos modelos enfocados en emprendedores, pequeñas y medianas empresas son los que mayor número de cancelaciones presentarán.
Fuentes


Los textos fueron extraídos de las siguientes fuentes:
Está en riesgo el futuro del Coworking – Jones Lang Lasalle

El Futuro de los espacios de trabajo – Cushman & Wakefield

Reporte Coworking V1 2020 – Colliers International